domingo, 19 de diciembre de 2010

ORDENANDO














Me sorprendí limpiando y ordenando mi closet, mi armario, mi escritorio….
Es increíble las cosas que encontré olvidadas, esperando ser usadas alguna vez, como un ventilador cuya aspa rota quedó esperando ser reparado, un tocadiscos para ser adaptado a la tecnología actual, por 22 años guardado con sus vinilos!!….y así…si parece que veo a los que recogen trastos por la noches, cómo gozarán con encontrarse con estas cosas.
He acumulado cosas que ya no sirven y he vaciado bastante.

Me doy cuenta que también he atesorado sentimientos que deseo eliminar, como la pena, la rabia, ese sentimientos de tristeza e impotencia, el egoísmo, y que ahora, hoy elimino de mi vida, junto con una caja con recuerdos que ya no fueron, permitiendo dar mas espacio a la compasión, a la paciencia, al amor y al perdón.

De esta manera, ordenada mi casa interna y externa, es posible dejar espacio para llenarlo con lo mejor de mí. Amistad y comprensión, por ejemplo, que en este camino de la vida, nos servirán más que cualquier otro tesoro.

Así, poniendo orden en todo, otorgo al dios de mi comprensión y de mi corazón el lugar que le corresponde. Ya sabes que mi credo es tu credo….soy abierta porque la energía es una sola con muchos nombres.
Es bueno y aconsejable mantener un espacio ordenado, limpio y disponible en todo momento, porque nunca sabremos cuándo lo vamos a necesitar. En algún momento, o en algún lugar, tal vez alguien requiera de ese espacio en nuestro corazón, para encontrar alivio a sus penas, y reconfortarse en un corazón amigo, con la confianza de que quien lo escucha sabrá comprenderlo, para compartir sus penas y alegrías.


Por lo tanto, hoy es un buen día para limpiar los cajones y poner nuestras cosas en orden, empezando por nuestro corazón!


Agradezco a Marta Ochoa cuyo texto me sirvió de inspiración.
Publicar un comentario