sábado, 20 de noviembre de 2010

LA INFIDELIDAD


Hombres v/s Mujeres






En los hombres la infidelidad está relacionada con lo biológico, es una sexualidad llevada más por lo genital, lo instintivo. El hombre puede tener en casa la mujer ideal, la que ama y respeta, la madre de los hijos, y fuera de casa la otra mujer, con la que puede satisfacer sus necesidades sexuales”, revela la sicóloga alemana, Gisela Runte.
En la mujer, la infidelidad se basa más en lo emocional, aunque también existe el tema sexual, pero desde otro punto de vista. La mujer tiende a manejar lo sexual como prohibido y algunas mujeres rechazan la sexualidad y se vuelven frías o no alcanzan la satisfacción sexual en pareja. Otras mujeres optan por fantasear con la sexualidad, pero sin llevar a cabo sus fantasías”, dice la psicóloga. En este escenario, la mujer puede buscar y encontrar el disfrute o la satisfacción sexual en lo que es “prohibido”, es decir, en un affaire -
Cada infidelidad es distinta, al igual que las razones que todos tienen para cometerlo. Dicho eso, los hombres tienden a engañar por motivaciones sexuales y son menos propensos a enamorarse de una pareja extramarital, mientras que las mujeres no.
“Dentro de una relación la mujer suele ser más infeliz que el hombre y está más interesada en mejorar su matrimonio y mantener la chispa, y si el matrimonio no la hace feliz, lo deja”, explica Helen Fisher, celebre bióloga antropóloga y autora de Why Him? Why Her? and Why We Love. En este contexto, el sentimiento de soledad dentro del matrimonio puede ser el detonante para que una mujer sea infiel.Al sentirse sola, la mujer busca una conexión emocional con otra persona, con un amante”, afirma Fischer. En uno de sus estudios, la experta encontró que el 34 por ciento de las mujeres que tuvieron affaires estaban felices en su matrimonio; mientras que 56 por ciento de los hombres, felizmente casados, fueron infieles.
Esta sicóloga alemana, Gisela Runte, causó revuelo a nivel internacional al resumir su libro, ¿Por qué somos infieles las mujeres?, con una frase controvertida: “Parafraseando a Demóstenes, podríamos decir que las mujeres usan a un hombre para la alimentación de sus hijos, a otro para sus relaciones sexuales y quizás a otro para conversar”.
La autora afirma en su libro que las crisis de pareja, el deseo de tener experiencias nuevas o la insatisfacción sexual son las motivaciones principales que llevan a la mujer a ser infiel. Luego de entrevistar a mujeres de 28 a 56 años, con el objetivo de buscar las razones que las llevaron al engaño, Runte concluyó que la infidelidad femenina es un hecho y mucho más frecuente de lo que imaginamos, afirmación que tiene cifras; en Chile una encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Ciudadana (CEOC) de la Universidad de Talca de Santiago reveló que el 58 por ciento de las mujeres había sido infiel alguna vez.

Insatisfacción sexual
. Las mujeres entrevistadas por Runte señalaron que tras intentar revivir las relaciones sexuales con sus cónyuges y frente al desinterés de ellos, su opción fue buscar un amante. Lo queramos o no, el sexo es esencial en la pareja, y si éste no es satisfactorio se tenderá a buscar el placer sexual fuera de la relación, lo que no significa que no se sienta amor.
En búsqueda del placer. La monotonía es inevitable, pero si no se hace nada al respeto y la pareja no pone de su parte para hacer cosas nuevas y deja los detalles cariñosos, ella siente que el amor se acabó, lo que produce un distanciamiento entre los cónyuges. Si en este momento aparece un intruso que despierta el encanto, la chispa y el romance, la mujer está más vulnerable a caer en los brazos de la tercera persona.

Es vital para una mujer sentirse deseada
. Si existe falta de interés por parte de la pareja, puede ser perjudicial para la relación, pues la mujer necesita atención, halagos, romance y por qué no, sentirse deseada y sexy.
Si la mujer se siente devaluada, se enfrenta a la pareja real y olvida a la idealizada, y aparece una persona que la hace sentir valorada, la elegirá como nuevo compañero.







Publicar un comentario