viernes, 10 de septiembre de 2010

TRAJE A MEDIDA





Desde nuestro nacimiento vamos “armando” un patrón de vida que permanecerá con nosotros hasta nuestro último hálito. Patrones que vamos adquiriendo a nivel social, económico y familiar. Y muchas de estas condiciones nos harán preguntarnos si este es el camino que realmente queríamos que fuese y es, estonces, que nos damos cuenta que la vida no se presentó “como un traje a la medida” en relación con nuestros deseos y expectativas.

Y en el curso de nuestra existencia suceden hechos y situaciones, muchos que nos traen plena satisfacción y felicidad y, otros que nos apresan cual “traje de talla menor”. Situaciones que ocurren súbitamente, nos encuentran en el camino o bien, consecuencias de decisiones antiguas- donde no proyectamos las difíciles implicancias de ellas. Nuestra vida se nos presenta vestida con “un traje ajeno” al que hemos querido usar.

Victor Frankl, fundador de la logoterapia vivió en un campo de concentración y desde allí da cuenta cómo alguno de los prisioneros, se enajenan de su destino vistiéndose de actitudes de victimario, golpeando a sus pares de manera más severa que los mismos carcelarios. También, algunos de los victimarios se suavizaban en su trato, hasta compran remedios para los presos. El destino los sitúa en una dirección y ellos, de diversas maneras, hacen uso de su capacidad de opción. Para bien o para mal, cada cual decide que hacer en cada momento.

Como país vivimos un terremoto a inicio de año, y bien pudimos participar de esa diversidad. Un mismo hecho despertó creencias varias, emociones disímiles abriendo conductas y efectos asociados en un contexto de diversidad. A un mismo hecho, se unen pensamientos, emociones, conductas y consecuencias. Y ahí está tu opción de diseño personal.

Victor Frankl coincide con estudios en PNL, donde se releva la orientación de sentido como una opción que estimula el bienestar y la calidad de vida. Orientación de sentido no es equivalente a una vida de éxitos, pues bien sabemos que la vida trae de todo: satisfacciones, frustraciones, nacimientos y pérdidas.

La idea es decir, "VENGA VIDA VENGA, TE DOY LA BIENVENIDA!! con los fracasos y éxitos, que en conexión a mi confianza, yo aprendo”. Otra opción de actitud en sentido.

Gracias Jessica Riveri por este aporte.

Publicar un comentario