domingo, 15 de agosto de 2010

LECCIONES DE SEDUCCIÓN

PARTE FINAL



He estado compartiendo extractos del libro de Pilar Sordo, “Lecciones de Seducción”, sicóloga chilena, quien ha realizado estudios del comportamiento entre hombres y mujeres en Latinoamérica y en América Central, en relación a la seducción.
Más allá de la idiosincrasia, la esencia de la mujer es la misma.
Pilar sugiere 12 lecciones, que prácticamente es el estudio, y que por razones obvias no puedo publicar por lo extensas…
La seducción es individual, más allá de atraer o no. Aquí veremos que no se depende de “otro”, y ahí, precisamente, está la riqueza de este libro.
Me siento muy agradecida de todos los que atentamente me han comentado porque es llevar parte de este “estudio” a cada uno de Uds.
Como siempre creciendo y aprendiendo juntos.
-----

“Este concepto de seducción es amplio y generoso, y no tiene que ver solamente con los ideales de belleza, sin embargo los incorpora. En éste caben los lisiados y los que no se sienten atractivos. Todos tienen un espacio para sentir que pueden cautivar a otro y lo que es mejor, si ese otro no existe, tengo la obligación de hacerlo conmigo mismo.

Pilar sugiere 12 lecciones de seducción que están en su libro. Una por mes.
Una oportunidad para poder crecer primero como persona- como mujer o como hombre.
Y después sin lugar a dudas, crecer en pareja para consolidar una mejor relación y una mejor comunicación.
Esta es la invitación a visualizar la sexualidad desde un contexto amplio, reivindicatorio absolutamente del concepto del pudor, del recato, de la belleza interior, de cómo se deposita en el otro la seducción desde mi mundo interno y no desde mi cuerpo.
Y también a revalidar la fantasía como un anhelo de aspectos a mundos mejores dentro de mi espacio mental y no solamente como fantasías con el pre-juicio de que son más “pecaminosas” o “morbosas”, como las denominan algunos.

Un camino para desprendernos de aquello que nos ha ido quitando libertad para poder disfrutar del autocuidado, del goce por el otro y con el otro. Y también una invitación a aprender a querernos en plenitud desde lo interno, a dejar de “cotizar” o “comprar” todo lo que viene de afuera para que me haga feliz. Y entender que desde dentro puedo lograr establecer un mejor vínculo conmigo misma primero y, sin duda alguna, eso va a repercutir en la conexión con el otro, si es que tengo pareja. Y si no la tengo, me va a permitir estar preparada, sana y libre, sin apegos y sin dependencias, en la conexión cuando este otro pueda aparecer. Si no aparece, también puedo llegar a quererme a mi misma en la máxima dimensión que puedo entregar, y, por lo tanto preocuparme de mi, independiente del refuerzo que yo vaya a obtener de otro.

Finaliza compartiendo que entrar en el mundo de la seducción es llegar a un espacio de sensaciones, aromas, texturas y mundos secretos difíciles de compartir.
Se queda con la frase: en la vida nos movemos por dos motores, el amor y el miedo.
Y esto lo descubrirás en algunas o en las 12 lecciones que propone este libro.
La verdadera y profunda seducción, la que tiene que ver con el alma, la que refleja el encanto y ese magnetismo que nos hace ser diferentes el uno con el otro, sólo está motivada desde el amor y no desde el miedo, que es el que controla, el que se exhibe y el que reduce el concepto al cuerpo y lo separa de lo más grande que él transporta, nuestro mundo interior.


Publicar un comentario