domingo, 8 de agosto de 2010

SEDUCCION

EL ENCANTO DE LA ROPA INTERIOR...














Si no tenemos la capacidad de generar de nosotros mismos los cambios hacia fuera, éstos van a parecer entrenados, mecánicos, falsos, e incluso yo diría que hasta hipócritas, por lo tanto poco permanentes en el tiempo.
Entonces, la invitación es que desde el cambio interno, desde eso que yo debo tener dentro de mí para poder verlo desde afuera, yo me seduzca y logre encantar a mi pareja o a ese otro.

A lo largo de todo el estudio o de la exploración que se hizo en relación a este tema, se concluyó que la seducción siempre parece desarrollarse entre personas que se vinculan, entonces si no hay un receptor de esa comunicación, si no tengo quien me valide la ropa interior que me puse, por ejemplo, pareciera que no tiene sentido mi seducción.


Si esta mujer está acompañada, ese hombre va interpretar con mayor fuerza que esa ropa interior está mandando el mensaje de “luz verde” en relación al comportamiento sexual. Y si éste está formado y entrenado desde una familia muy machista, generará, probablemente, una conducta de celos donde increpará a su mujer y le preguntará a qué se debe este cambio en la ropa interior, si está saliendo con alguien o existe un amante.
Va a producir una dinámica de inseguridad, con la consecuencia de que esa mujer, al final, preferirá su ropa interior deteriorada y vieja porque eso dará al hombre inseguro, la tranquilidad que no existe una infidelidad.

Cuando los hombres son seguros de sí mismos tienden a permitir con mayor naturalidad y libertad que la mujer juegue y practique esta posibilidad de usa ropa interior de una manera distinta.

Extracto libro "Lecciones de Seducción"
Autora: Pilar Sordo, sicóloga chilena
Publicar un comentario