sábado, 12 de diciembre de 2009

ESPIRITU DE NAVIDAD III






Diciembre
mes de alegría y de recuerdos,
mes de costumbres y ritos,
de luces y villancicos.
Mes de posadas y sentimientos,
Nos recuerda a Jesús, María y José
Y un retablo, un nacimiento

Una gema es preciosa por la luz que deja pasar.
Sus propiedades frente a la luz nos hablan de su patrón de ordenamiento interior.
¿Qué has hecho con tu luz?
¿Has sembrado tu luz? ¿Has multiplicado tu luz o solamente das a la vida la sombra de ser víctima, la sombra de tu queja y de tu amargura? Si éstas son las semillas que estás sembrando, seguramente ésta es la cosecha amarga que te vas a comer después.


Vamos a sembrar la vida y la vida es luz.
La luz es nuestra verdad. Vamos a dejar pasar la luz como hacen las gemas y vamos a enriquecer la luz como lo hace el reino vegetal, para que la luz se convierta en la dulzura de la glucosa, para que tu luz se convierta en la ternura sencilla del amor al cual vas naciendo. Vamos a dejar que esa luz nazca al intelecto, para que del intelecto a la intuición nosotros podamos seguir el sendero de ascenso al alma y nuestro amor sea un amor con discernimiento, un amor pleno de luz y de claridad.
Vamos a llevar esa luz a nuestro interior, para que desde el centro, desde adentro, nosotros seamos como un fuego en el fuego, llama que no quema la llama, amor del alma.
Jorge I.Carvajal
Publicar un comentario