miércoles, 30 de septiembre de 2009

TERAPIA SISTÉMICA



















Deseo compartir contigo algo mas acerca de las
Constelaciones Familiares.

Algunos dicen que este trabajo desafía cualquier descripción y debe ser experimentado.
Personalmente, como terapeuta, he visto y cada vez quedo más sorprendida por la eficacia de este método, que de una forma muy rápida y clara, saca a la luz la causa del sufrimiento que la persona tiene o plantea. Los que participan en ella se van con una comprensión de sí mismo, del poder del amor y de las fuerzas que gobiernan las relaciones humanas.
Les cambia la vida.
Por eso cada vez mas sicólogos, siquiatras, médicos, educadores, terapeutas, asistentes sociales, abogados, empresarios, se interesan por las
constelaciones familiares.

Si todos tuviéramos conocimientos mínimos acerca de esta nueva terapia sistémica muchos de nuestros conflictos dejarían de serlo y nos evitaríamos muchas enfermedades.
Aquí tenemos algo muy concreto: una familia.
Yo soy hija de un padre y una madre, como tú. Lo que nos hace iguales!
En un momento sagrado, ellos se unieron y yo soy prueba de ello. Todo lo que ocurrió después es aprendizaje para ambos....por ese solo instante yo debo agradecerles la vida.


















El sistema familiar lo compones tú con tu pareja e hijos, si los tienes. Luego está la familia de origen, que son tus padres y hermanos, y, posteriormente, tus abuelos maternos y paternos.

En casi todas las familias hay cosas que han ocurrido que pueden perturbar su armonía. En estos casos, el “alma familiar” busca el equilibrio correspondiente, que en muchos casos puede tener resultados fatales, como muerte prematura de hijos, padres, abuelos, divorcios, accidentes trágicos donde alguien resulta muerto. Abortos naturales y provocados, el pariente excluido por ser la “oveja negra” etc…. Estos son algunos de los hechos que, por dejar una profunda huella pueden ir marcando el destino de varias generaciones.

Lo que una generación deje sin resolver, lo intenta resolver- inocente e inconscientemente -algún miembro de la próxima generación. Esto nos lleva a cargar con asuntos y sufrimientos que no nos pertenecen y que, en muchas ocasiones, nos hacen preguntarnos qué he hecho yo para merecer esto? Una buena clave para determinar una implicación sistémica es ver aquello que continuamente causa sufrimiento a tu vida.

Trabajar una Constelación facilita que el amor que fue interrumpido vuelva a fluir, reestableciendo el orden y la armonía en la familia.

El consultante solo tiene que observar el proceso, porque son imágenes que liberan.

Las Constelaciones Familiares son regidas por LAS ORDENES DEL AMOR
Publicar un comentario