sábado, 2 de mayo de 2009

DECIR "SI" A LA VIDA





¿Qué significa decir Sí a la Vida?
Muchas personas que deciden asistir a una terapia, generalmente, es porque la vida les está brindando algo diferente a lo que esperaban, por lo tanto aparecen dolencias, angustias, depresión y estrés, todo un conjunto de situaciones que de alguna forma su "sabiduría personal" sabe que no es equivalente a estar vivo.

Estamos viviendo la magia de vivir, de respirar y percibir el mundo, a las personas que amamos. Entonces surge la pregunta básica, acepto la vida?


Todos los días
,
desde que nos levantamos la respuesta está, sin mucha conciencia, en todo lo que hacemos. Cuando partimos al trabajo, movilizamos los niños al colegio, coordinamos tareas, supervisamos otras, y "hacemos" durante todo el día, estamos diciendo: “Sí a la vida”, que equivale a decir,"Sí, a la vida que recibimos de nuestros padres", que es donde radica el secreto de la felicidad.
De esta manera la vida fluye a través de nosotros.
Entonces, cómo transitar, efectivamente, por estos territorios, saludablemente y aprendiendo "a estar vivo"? Asintiendo a todo lo que la vida crea, asentir a la vida tal como es, con todas sus formas, tanto si son gratas como si no lo son, tanto si traen vida como si traen muerte, dicha o quebranto. Es entregarse a todas sus formas, sin oposición ni terquedad.
Que la vida viva a través nuestro: esto es la espiritualidad.

Esto es el reto y la gran audacia del desarrollo espiritual.

Oponerse es sufrimiento.
Asentir es liberación.
Publicar un comentario