sábado, 21 de marzo de 2009

EQUINOCCIO






A TÍ, OTOÑO
mi bienvenida, mi canto, mis sueños!

A ti, mi otoño rojo,cual sol naciente, tus hojas amarillas, naranjas y rojizas bailan entre sí simulando bellas y etéreas odaliscas, con sus graciosos velos transparentes y al son de la suave brisa melodiosa, se dejan caer una a una a medida que el invierno anuncia su visita.


Me entusiasma el cambio de estación! la gente comienza a permanecer en sus casas y comparte en familia y con amigos. Nos volcamos hacia adentro. Me anuncia el invierno…me gusta el cobijo que origina el frío, ese diálogo silencioso que encuentro en la llovizna que contemplo tras la ventana, a veces empañada, por el calor que me brindan las brasas a mi costado.

Inevitablemente me viene tu tierna, dulce y masculina presencia, que como el invierno, me brinda ese cobijo, esa bella invitación a un compartir ese sutil canto del alma mutua. Es como el sonido de una vertiente virgen en primavera…que ríe melodiosamente siguiendo su curso natural dejándose llevar solo por su esencia…por lo que ES…

Bienvenido Otoño, momento bendito de la naturaleza!
Publicar un comentario