viernes, 12 de septiembre de 2008

VIAJE DEL HEROE




Últimamente me ha llamado la atención cómo sacamos fuerza ante hechos adversos,
y sin tener real conciencia de ello.
Muchas veces desconocemos de dónde provienen las fuerzas ante una situación generalmente compleja. Cruzamos mares en tormenta y sentimos como nos sacude la vida, caemos y nos levantamos apenas, y otras veces nos vemos frente a abismos y todo parece desmoronarse y para sorpresa nuestra, seguimos en pie!. No alcanzamos a percibir que una fuerza interna, nos conduce durante toda esta travesía y “salimos a flote”.
Cuántas veces hemos mirando hacia atrás y nos hemos preguntado “cómo fue que todo esto sucedió y sigo entera”, es increíble! Y es como si mi memoria me trajera una película de horror donde en todas esas escenas yo soy la protagonista…me sorprendo y me conmuevo ante estas circunstancias. Me miro y me digo: sigo aquí, ilesa! y una gran alegría me invade por completo ante este logro.
Entonces me pregunto cómo fue que hice todo eso, cómo transité la adversidad…
Y en esta reflexión descubro que si pude lograrlo es porque tengo incorporado el recurso en mí. Desarrollé, en algún momento de mi vida, esta habilidad, que fue gracias a “este reto o demonio”, que me permitió descubrir esa potencia, vitalidad en mi.
Hoy me corresponde reconocer y agradecer ese desafío, porque de lo contrario no tendría conciencia de la presencia del héroe, que “divinamente”, me habita.
El me permitió cruzar un umbral, más allá de mí, sacándome de mi confort…y pude realizar una conquista que me revitalizó, me empoderó!
Hoy respiro erguida, orgullosa de mi Ser y de esta presencia.

El héroe o heroína requieren de un modelo, sea éste real o espiritual
, quien en definitiva facilitará el completar la tarea a la cual hemos sido llamados y encontrar la forma de cumplirla.

Saludo y honro el héroe en ti!!
Publicar un comentario