domingo, 15 de julio de 2007

MUJER...NUESTRA ESENCIA


¿Cuántas veces no nos vemos expuestas a situaciones extremas? Momentos donde hemos sido requeridas de tal forma que pareciera que se ponen a prueba nuestros límites.
Dentro de toda mujer, incluso de la más reprimida, alienta una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad apasionada y sabiduría eterna, es la Mujer Salvaje, una especie en peligro de extinción que representa la esencia femenina instintiva.
Aunque los regalos de la naturaleza nos pertenecen desde el nacimiento, los constantes esfuerzos de la sociedad por civilizar a las mujeres y constreñirnos a unos roles rígidos nos han dejado sordas a los dones que se encuentran dentro de nosotras mismas.

Todas sentimos el anhelo de lo salvaje. Y este anhelo tiene muy pocos antídotos culturalmente aceptados. Nos han enseñado a avergonzarnos de este deseo. Nos hemos dejado el cabello largo y con él ocultamos nuestros sentimientos. Pero la sombra de la Mujer Salvaje acecha todavía a nuestra espalda de día y de noche. Donde quiera que estemos, la sombra que trota detrás de nosotros tiene sin duda cuatro patas"
-Texto del libro “Mujeres que corren con los lobos”- de Clarissa Pínkola Estés

Ante una situación compleja las mujeres nos unimos sin proponérnoslo, eso hace que nos identifiquemos en manadas: la unión hace la fuerza!. Y cuando esto ocurre la presión baja, y… ay! de aquél que se nos enfrente para arrebatarnos lo que consideramos nuestro, más cuando se trata de defender lo que nos corresponde por hecho y por derecho!

Recuerdo haberlo leído en el 2001 y, además, haberlo trabajado grupalmente.
Esta experiencia además de ser sanadora para muchas, nos trajo un “gran despertar” interno a varias, incluyéndome, reconocimiento que me ha potenciado desde entonces.
"Mujeres que corren con los lobos" es una invitación a recoger la sabiduría de la mujer de antaño y de la mujer primitiva que circunda la tierra.
Aqui casi se nos obliga a observar la naturaleza para respetar sus ciclos y respetar los nuestros. La base de la sabiduría femenina reside en respetar los tiempos de gestación, vida y resurreción. Tal como lo hace la naturaleza. El mal llamado sexo débil aparece aparejado en este libro al comportamiento de los lobos: salvaje pero crucial para el desarrollo de la personalidad humana. Hay tantos factores culturales que han ido minando en el sexo femenino su verdadera naturaleza como la obsesión por la perfección en la belleza física y en lo profesional descuidando así la esencia del verdadero amor que le está siendo vedado a las mujeres en su loco afán narcisista. La autora incluso rechaza el concepto de la mujer delgada. Señala que la mujer debe seguir las formas físicas de sus antecesoras y no las de la moda porque atentan contra su naturaleza.
Lo que resulta más apasionante y revelador de esta notable obra es el llamado que hace a la mujer a volver a reencontrarse con su espiritualidad. Un urgente llamado a ponerse en contacto con la intuición profunda y para desarrollarla, una invitación permanente a desarrollar la creatividad a través de la escritura, la danza, la pintura, y todas las artes que nos ayuden a sacar nuestro yo profundo de su escondite. Sólo así viviremos en equilibrio con nuestra materia y nuestro espíritu.

.... a ti amiga, madre, esposa e hija recuerda nuestra esencia de mujer salvaje.. y utilízala con sabiduría... contigo y con los de tu entorno! entrega tu esencia amorosamente.
Recupera tu fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad apasionada y sabiduría eterna… eso somos!
Publicar un comentario