sábado, 7 de julio de 2007

EN CIERTAS HORAS



Hay ciertas horas en que solo deseo el contacto de una mano, el abrazo apretado, o solo el hecho de que alguien esté ahí, quieto al lado…. sin decir nada!
Hay ciertas horas cuando siento que estoy por llorar, que deseo una presencia amiga que me escuche paciente, que juegue conmigo, que me haga reír.
Alguien que ría de mis chistes sin gracia, que sienta que mis tristezas son las más grandes del mundo, que me brinde elogios sin fin... y que a pesar de estas mentiras piadosas sea de una sinceridad incuestionable.
Alguien que me haga callar la boca o me evite un gesto impensado.
Alguien que pueda decirme: pienso que estas equivocada, y aún así estoy contigo!
O alguien que me diga: soy tu amigo, y estoy aquí!
Publicar un comentario