domingo, 10 de junio de 2007

LAS ESTACIONES DEL AÑO Y SUS CICLOS



Existen momentos que nos exigen comprensión de los ciclos de la vida: “Como es arriba es abajo”, como “es adentro es afuera”, Yin y Yang…
Las estaciones del año tienen directa relación, queramos o no, en cada uno de nosotros. Independiente del continente donde estemos, los ciclos se posicionan sin que nos demos cuenta. Mas vale que tengamos consciencia de ellos y aprovechemos esos momentos para también hacer el proceso de forma responsable y revisemos que pasa con nosotros en cada estación.
Los procesos tienen un sentido por mas doloroso que sean, ya que vienen con un nuevo aprendizaje. El bien genera dolor para mayor crecimiento.

El otoño me invita a ir dejándolo todo. Instante en mi vida que hago introspección y decido irme soltando, dejando ir todo aquello que ya no es útil en mi vida. Época que dejo caer, y me voy desnudando a mi misma.
Bendigo y agradezco!

El invierno me indica replegarme, diciéndome que vendrá otro momento en el cual podré expresarme. Ahora solo debo invernar, cuidarme y prepararme para ese gran momento que precede.
Bendigo y agradezco!

La primavera, bendito momento donde todo lo que gesté después de procesos de liberación empieza a salir de mi, donde solo los sueños que deseo brotan a manantiales, como ese bello momento del nacimiento que esperaba este instante para manifestarse. Todo surge maravillosamente de lo profundo y producto de mi dejar todo y replegarme.
Bendigo y agradezco!

Finalmente el verano, momento de fiesta y gozo, de expresión espontánea y desbordante donde todo lo soñado, planificado es ya una realidad y festejo el desarrollo de cada pensamiento, de cada proyecto.
Por fin veo plasmado el producto de todo mi proceso anterior.
Bendigo y agradezco!.
Publicar un comentario