lunes, 11 de mayo de 2009

DESVESTIRSE... ES MAS SANO






Hurgando en mis apuntes me encontré con un artículo de Paula Serrano, sicóloga chilena, acerca de cómo nos mostramos y cómo nos protegemos ante los otros y ante nosotros mismos por temor y al “deber ser”.
Decía que vestirnos hoy no sólo nos protege del frío, sino también de nuestras imperfecciones, nuestras heridas o penas profundas.
Nos vestimos muchas veces con disfraces para lucir bellas cuando no lo estamos, o alegres cuando en verdad estamos tristes. Nos vestimos para lucir bien y sentirnos bien.
Dime si no es un bello espectáculo cuando nos percibimos bien y nos ven bien: cuando estamos felices: luces del cielo en arcoiris, bajan hasta nosotras y nos visten desde el Alma. Irradiamos esa alegría!

Está de moda andar vestida: se nos dice cómo vestirnos para seducir, cómo vestirnos para sentirnos seguras y contentas. Lucimos nuestra tenida innovada de confianza y con ello un gran poder interno.
Desvestirnos es peligroso porque nos expone y vivimos en una sociedad que sólo acepta la perfección. Por esta razón nos sentimos “desvestidas” cuando estamos ansiosas, frágiles o asustadas. Tenemos disfraces para toda ocasión, dependiendo de la circunstancia. Nuevamente utilizamos camuflaje y desfilamos en la pasarela de la vida. Nos desgastamos haciendo roles que no queremos, viviendo la vida para otros. El resultado es el fracaso de muchas relaciones que pudieron ser exitosas y una constante sensación de soledad.
Escribía: Este mal parte en la infancia, cuando para ser queridos o para ser aceptados o para poder competir con nuestros hermanos o para no decepcionar a nuestros padres se instala el temor al desnudo. Estos niños siempre bien vestidos, a veces para ser funcionales a la familia se visten de rebeldes, de enfermos, de frágiles, de lo que sea con tal de mantener el sistema. Otras veces es al revés, deben vestirse de personas grandes, competentes, nunca dar problemas, cuidar siempre en vez de pedir cuidado, disfrazarse de fuertes y de seguros, de capaces y maduros. Después basta con tener un buen guardarropa y la vida promete andar más o menos bien.
Detrás de la obediencia infantil está la ilusión de un encuentro que nos permita mostrar esas otras partes escondidas, de un rincón de desnudez. Y la vida suele regalar a todos ese rincón. Un rincón donde la pasión, la ternura, la risa, la locura y también el sentido de realidad puedan darse juntos y sin explicaciones. Un espacio de libertad, de verdad. Un lugar donde ganar puede ser perder, perderse”.
Sin embargo esos rincones son escasos. Cada día vemos cómo las restricciones a la libertad se hacen cada vez mayores y cómo la soledad y la tensión que resultan de andar siempre vestidos enferman el alma y el cuerpo de muchos.
Amigas, amigos, necesitamos crear y crearnos este espacio de desnudez que la vida nos regala, donde podamos liberar, y no sólo para nosotras, necesario por cierto, sino que también para nuestros hijos.
¿Podremos las mujeres crear y crearnos ese espacio?
¿Para nosotras, para nuestros hijos, para nuestros amores?

Hay que recuperar la desnudez perdida!

31 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Siempre tan positiva.
:)

Besos.

JoseAlfonso dijo...

Accedo a tu blog desde Sublimaciones,simplemente por compartir.La segunda entrada de mi blog http://callejadelahoguera.blogspot.com, contiene las imágenes del programa emitido por la cadena española "CUATRO", relativo a todo lo que significa
ÁNGELES Y DEMONIOS.
Lo considero muy interesante.
Un beso.

Gizela dijo...

Tema complicado tocas hoy Ali Abrazos.
Ciertamente la sociedad nos empuja a "vestirnos" y desfilar.
Pero creo que también nuestro ser intimo, requiere de pausas de algunos desnudos .
Somos más frágiles para nosotros mismos, que para la sociedad.
Nosotros mismos nos podemos hacer mas daño, que cualquier entorno al desnudarnos.
Por ejemplo; que cuando estas deprimida, y sacudes la sensación, buscando de donde asirte para sentirte mejor, es una especia de vestido protector de ti misma, que se queda ahí, envolviendo el alma hasta que se nivela.
Pero sé que hablas de otros tipos de disfraces y vestidos.
Y estoy de acuerdo contigo, crear espacios para airear nuestro yo intimo son importantes.
Yo lo encuentro en la poesía, en mis intentos, que aun cuando trato cada vez de sean desde el punto de vista literarios, cada vez mas acertados, son realmente desnudos de mi ser intimo.
En cuanto a los disfraces-roles, que nos imponemos, esos son suicidios lentos.
Nadie sale cuerdo de vivir una vida entera, auto imponiéndose otro yo que existe solo para agradar a los demás.
Por eso creo es un tema difícil, porque al fin y al cabo como todo en la vida requiere de equilibrio para sortear los baches.
Las mujeres sabemos mucho de eso.Tenemos memoria genética de ese equilibrio. La vida nos ha obligado a gerenciarlo bien, porque siempre hemos tenido presiones, para vivir, la vida del otro.O la del hombre a nuestro lado, o la de los hijos.
La concepción de madre que deja de ser mujer para ser madre sacrificada, es un buen ejemplo histórico que tenemos.
Lo hemos hablado en un post anterior. La idealización de roles, que la sociedad impone, y muy especialmente impone a las mujeres.
Esos desnudos, son esenciales.
Darnos a conocer nosotros, con nuestras virtudes y nuestros quiebres, es sano.
Yo en lo particular siento, que mostrarme cada vez más desnuda ante mis hijos, no solo me reconforta a mi, siento que de alguna manera, ellos han asimilado ese derecho y lo usan, sin tantos perjuicios y miedos.
Pero para no seguir divagando entre tus letras y mi café mañanero, me quedo en mayúsculas con tu última linea
HAY QUE RECUPERAR LA DESNUDEZ PERDIDA
Un besote y nos abrazamos hermana.

Malena dijo...

Mi querida Ali, y si no existiera habría que buscarlo, pero afortunadamente existe. Es ese lugar donde somos nosotros mismos sin necesidad de disfraces, es esa búsqueda interior en donde nos descubrimos y salimos fortalecidos. Entonces te vistes con la piel de tus sentimientos, de tus convicciones, mostrándote cual eres, sin engañar a nadie.

Para eso necesitamos ese viaje hacia el interior y si estamos convencidas de que es así como funcionan las cosas, convirtámonos en pioneras de esa moda que no es mediática pero que enriquece el alma del que la sigue.

Un abrazo muy fuerte en el lado del corazón.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Desnudémonos de cuerpo y alma!
Besos.

Cornelivs dijo...

Si, si, y mil veces si. Totalmente de acuerdo. Fuera ropajes y caretas. Recuperemos la desnudez perdida, seamos nosotros mismos, recuperemos el brillo de la inocencia.

Un enorme abrazo.

(Me ha encantado...!)

Lidia M. Domes dijo...

Ali:
Ser nosotras mismas no depende del todo de la ropa que llevamos puesta!!!

Ahora, que se le da una extrema importancia al aspeto, es cierto!

A veces siento que el ser ya mayor, me evita tener que disfrazarme!!!

O que, con el paso del tiempo, cada vez me puedo mostrar más tal cual soy.

Abrazos,

Lidia

Gabiprog dijo...

Para qué nos vamos engañar, nuestra ropa forma parte esencial de nuestro escaparate!
No es rara entonces esa sensacion de desproteccion ante la desnudez.

Un abrazo!

Dilman dijo...

Ali super interesante esta reflexión que opone al ser a su reconocimiento social y le obliga a enmascararse para aparecer y comunicar. Cayendo en la paradoja que al despojarse del vestido aún tiene que vestir en cuerpo y alma los estereotipos de belleza comercial y valla publicitaria. O sea que aún estando desnudos no lo estamos!
Felicito a Gizela por su comentario tan minucioso y bien pensado, tan "desnudo".
Ali gracias por desnudarnos en este día e invitarnos a ser sinceros, es decir a desenmascararnos para ser menos artificiales y mas auténticos.
Grandísimo abrazo mi gran amiga!!!

Silvia_D dijo...

Nací desnuda y me vistieron, yo, ahora, me desnudo... soy yo.

Besos con todo mi cariño, nena guapa

Alimontero dijo...

Toro Salvaje,Ay amigo, CREO fehacientemente que así es…y tambien me cuesta desvestirme…por eso pedí ayuda este domingo, y no sabes con qué “refuerzo” llegué a mi destino…gracias, te abro mis brazos y mi corazón en un GRACIAS!!
AH! Y un “hasta pronto”…
Besos! ;-)

JoseAlfonso, Gracias por llegar a este espacio, pasaré por tu blog, muchas gracias!!
Mis saludos y una buena semana!

Gizela, Hola mi querida amiga, aquí juntas nuevamente…;-)
Complicado el tema?? Jajaja.. hurgar amiga, hurgar…de eso se trata! No importa el resultado final, importa el proceso que esto origina…;-)
Queridos amigos, sí, uds los hombres, sé que son de objetivos!! Y se pierden los procesos…en fin, pero el ir “desvistiendo capa por capa" nos permiten sentir que nos suceden cosas en ese trayecto… y es ese instante cuando descubrimos situaciones, hechos significativos fudamentales que nos gatillan para vivir y dejar vivir…

Muchas gracias por tu gran “entrada de hoy” señora mía…Te agradezco tu gran reflexiòn en la que estoy plenamente de acuerdo….”si somos hermanas”!!!!! ;-)

Fíjate Gizz que esos “rincones” tal como tú lo encuentras en la poesía, otros tienen la posibilidad de descubrirlos en sus aficiones, ya sea un deporte, en sus manos -a través de la plástica o habilidad manual-, jardinería, la lectura, no sé, algo que “nos desconecte” del mundo exterior y descubramos este rincón muy propio donde la pasión, la ternura, la risa, la locura y también el sentido de realidad puedan darse juntos y sin explicaciones. Un espacio de libertad y de verdad. Y no es un sueño, existe! Tú y yo Gizz lo conocemos, hemos aprendido, y muchas veces con dolor amiga, porque de este modo el cuerpo registra y nos lo recuerda!

Tambien soy una convencida de que TODO ES APRENDIZAJE = TENER QUE DES-APRENDER “para volver a aprender”…La paz, la armonía y el amor con una misma nos dan el equilibrio que tanto necesitamos para vivir.
Te quiero mucho Gizz Abrazos, gracias!!

Malena, Hola linda dama oriental, que gusto verte por aquí cerquita…me haces tan bien!! (ya queda menos…ehhhhh)
Afortunadamente algunas/os hemos “pispado” esos rincones, cierto amiga? Lo que nos permitirá hacer lo que dices: convertirnos en pioneras de esta moda, que no es mediática, y que nos enriquece el alma del que la sigue!! Bravo!!
Ese abrazo al lado del corazón es maravilloso,
Un beso mi querida amiga, y muchas gracias!!

Pedro Ojeda Escudero, Aprecio tanto tu visita Pedro…muchas gracias al maestro, literalmente…;-)
Besos…

Cornelivs, Hola amigo querido… y no vas a cambiar esta imagen? Creí lo harías con las nuevas que nos compartiste… Se te vé mejor, mas claro… ademas imponente, no? ;-) Todo un personaje de la Gran Roma!
A recuperar el brillo de la inocencia…que lindo Cornelivs!!
Gracias por tu abrazo, lo recibo feliz!!
Bella semana amigo!

Lidia M.Domes, NO importa el ropaje, es cierto, sino lo que llevamos dentro que nos transita…lo sacamos, lo compartimos? Yo hablo del otro aspecto , no de cómo nos vemos, no hablo de la moda…lo que está de moda es ocultarnos para evitar ser agredidas y marginadas… Hoy, con un camino recorrido esos velos van cayendo lentamente… es la ventaja de la experiencia.
Gracias Lidia por tu visita y comentario
Un abracito!!

Ali

Catalina Zentner dijo...

Aprendí a desvestirme sin pudores, hoy soy la que se ve, con mi carga de ausencias y sombras.

Abrazos,

Maya dijo...

Totalmente de acuerdo contigo y con la compañera chilena, hay que encontrar ese lugar de denudez íntimo donde seamos para nosotras y no para otros.

Un abrazo enorme Ali, siempre tus texto nos abren mentes.

Maya

Ulysses dijo...

el rey estaba desnudo, y sólo un niño pudo decirlo, todos andamos desnudos por la vida, la ropa solo nos tapa la desnudez del cuerpo, y debajo de ella estamos desnudos también

Saludos

Maria Varu dijo...

Difícil tarea cuando uno anda encorsetado dentro de una sociedad que a veces "exige" y "valora" por el vestuario. Pero bien es cierto que poco a poco y en la adquisición de cierta madurez y/o experiencia uno va soltando esos vestidos que sólo eran una caricatura o una simple envoltura.

Un abrazo Ali.

Jorge Martin dijo...

és verdad que cuando nos vestimos tapamos evidentemente alguna parte de nuestro cuerpo. Pero, también hay vestidos y ropa que ayuda a realzar la belleza de nuetro cuerpo y si más no ha embellecer a la persona. nos leemos

Antonio dijo...

Mi alma está desnuda y no la pienso cubrir y mi cuerpo está cubierto porque el sistema lo dice y si no detenido por faltas a la moral, si, hay otras inmoralidades que a nivel de sistema se hace y no hay sanción.

Un abrazo Ali.

J. Marcos B. dijo...

Vestirse...ancestral tema...! y largo de tratar. Lo principal es sentirnos bien, vestidos y desnudos.

Besosssss!!

Alimontero dijo...

Gabiprog, Es en nuestra niñez que empezamos a armar nuestro escaparate Gabi querido, por lo tanto, talvez volviendo a “ser niños” recuperemos esa inocencia tan contaminada, no crees??
Un abrazo para ti tambien!! Gracias!!

Dilman, Debe ser horrible e impactante para es ser humano tener que pensar, siquiera, en enmascararse para aparecer y comunicar, como tan bien expresas.
A mi me ha pasado que la vida, antes de mi ser consciente, ha sido quien me ha ido “desvistiendo”….y eso me ha permitido encontrar ese rincón de la desnudez, donde he sido plenamente feliz….y como que luego de eso siento que tengo que vestirme nuevamente…porque no todos están dispuestos a recibirme así….;-)
Un gran abrazo para ti Dilman amigo querido… mi gratitud siempre!

Catalina Zentner, Lo que decía anteriormente a Dilman querida Cata, que antes que yo lo hiciera, la vida lo hizo por mí…y si lo hizo es porque ERA EL MOMENTO INDICADO…así lo entiendo y así lo entendí-….
Mi querida amiga, la carga de ausencias y sombras se irán alivianando, a medida que la sueltes tambien…son los apegos que tan bien comprendo….tan bien…
El tiempo es importante en este proceso… el dolor, la pena, ES…y luego se va…
El tiemp es el mejor consejero….sigue escribiendo mi querida ahí estarás en contacto con tu alma.
Abracitos para ti! ;-)

Maya, Hola mujer maravillosa, no sabes el gusto que es tenerte en este espacio que tanto quiero…
Muchas gracias por tus palabras… las guardo en mi corazón!
Hasta pronto! ;-)

Ulysses, BIENVENIIIIIIIIIIIIDO!!
Cuánta sabiduría en tus palabras… muchas gracias!!
Saludos!

María Varu, me alegra leer comentarios como el tuyo María, muchas gracias amiga por volver a este rincón…
Te dejo un gran abrazo tambien! ;-)

Jorge Martin, Este tema da para tanto, sin embargo mostrarlo, masticarlo es algo, no?
Estoy convencida que bajo nuestro ropaje esta lo que mas rico nos hace como seres humanos, y que a medida que pasa el tiempo vamos aprendiendo y soltando tanto prejucio… como tambien nuestras ataduras…
Gracias, sí, nos leemos!

Antonio, Hooooooooooola querido amigo,tanto tiempo, no? Me encontré con la sorpresa de tu actualización… te dejo un abrazo enorme.. y gracias por tu visita y comentario.
Un abracito a ti! ;-)

J.Marcos B., tú lo has dicho, sentirnos bien vestidos y desnudos!
Gracias Marcos.. valoro mucho tu visita tambien!!
Besos

Ali

José Manuel dijo...

Perdona si no te miro a los ojos, jaja. ¡Venga!, me voy a desnudar yo también...

LOLI dijo...

Venga!!a mi me va ir bien ir desnuda,pues tengo muy poca ropa,asi que a desnudarse,jajaja
Pues en serio,estoy de acuerdo,pero a mucha gente no le conviene ser desenmascarado y le va mejor seguir vestidos.
MUCHOS BESAZOS ALI.

Alimontero dijo...

José Manuel, mi querido amigo, que alegría mas grande tu regreso al mundo bloguero!! Me ha dado tanta alegría, ha sido un regalo!!
Extrabaña tanto tu humor...como me tenías acostumbrada...
Hoy, a pesar de las circunstancias, sigues teniéndolo.
Pasé por tu blog...y que lindo descubrir que aun existen mirada puras, y de gran amor por nosotros, como la de nuestros hijos!!

Te abrazo con todo mi corazón!
Ah! y sé bienvenido!!

LOLI, que gusto que estés por aquí...muchas gracias por tus palabras...
Te dejo un abrazo amiga! ;-)

Ali

FeRReT ® dijo...

Sólo bajo de mi árbol para dejarte todo el cariño del mundo, todo el que te tengo y más... han sido semanas muy malas... sólo deseo que se terminen, aunque no tengo tu mirada positiva por estos días...

besos muy grandes Ali.

Alimontero dijo...

FERRET, hola preciosa...creo que esto amerita una conversación..
Te abrazo para recordarte que siempre estoy...te lo comprobaré..
chau! ;-))

Ali

Alimontero dijo...

Queridos amigos, estoy a full! No he pasado por los blogs ni he podido actualizar...les pido un poco de paciencia, que ya estaré con todos..
Un gran abracito!!

Ali

Walter Portilla dijo...

Querida Ali, seguramente has leído a Eric Berne y sus ‘Juegos a los que juega la gente’, verdad? No solamente nos vestimos con atuendos y colores, nos vestimos con palabras y ademanes que dicen lo que queremos expresar si tener que decirlo.
En nuestra vida diaria (y aquí hablo por mí, no generalizo), tratamos de esconder cualquier debilidad que nos haga ser vulnerables ante quien esté delante nuestro. Si tenemos que optar por hacer de muy valientes, pues esa es la actitud que mantendremos para lograr el fin perseguido. Claro que luego de tal esfuerzo uno se pregunta si en realidad vale la pena ser esa persona que el otro quiere ver y no la que debemos ser.
Y es que el mundo, tal como lo estamos viviendo ahora, nos ha materializado tanto con la tecnología y los bienes terrenales que se aprecian como si fuéramos a llevárnoslos cuando tengamos que morir.
Muchos profesionales actualmente, parecieran tener dos personalidades, una muy fuerte y capaz que es la cara que presentan en la empresa o donde trabajen y la otra que es la frágil y espontánea realidad que esconde para no sentirse vulnerable. Y esto por qué, por costumbre? Por obligación? Por mimetización? (esto te lo pregunto Ali, que eres la más capacitada para respondernos esas interrogantes).
No sé qué tanta verdad puedan esconder estas palabras: ‘si quieres ser rico, debes empezar por parecerlo’ es claro que se refiere a actitudes como metáfora, nada tiene que ver con deseos de riqueza.
Cómo integrar el todo de cada uno de nosotros en la vida real, nuestro yo introspectivo y nuestro yo abierto (pero no necesariamente honesto en su totalidad).
Tema que trae mucha cola querida Ali, seguro que tendrás para rato con este post.
Mi abrazo enorme y acostumbrado, recontra fuerte.

Colo dijo...

Un tema importante... recuperar la desnudez... sin sentirnos desprogidos..

Me dejas pensando...

Un beso

J. eMe. dijo...

Queridísima Ali, interesantísima y positiva reflexión la que nos dejas, siempre es un placer leerte y seguir aprendiendo con cada una de tus palabras, palabras que nos invitan a meditar con calma y en silencio sentidos, motivos y porqués de mucho de lo que compartes con nosotros. Por ello Gracias. Miles de besos

Martha Colmenares dijo...

Tienes el merecido "Premio Inconfidentes 2009" de especial significación para Brasil.
http://www.marthacolmenares.com/2009/05/16/premio-inconfidentes-2009-y-aniversario-morte-de-tiradentes/
Abrazos

Javier dijo...

Cierto, el disfraz diario nos hace sentirnos como en ese momento nos interesa, pienso que vosotras sois más duchas, domináis perfectamente el arte del mimetismo. Y cuando hablo de disfraces no sólo me refiero al vestido, es ese gesto, es esa postura...
Es la vida.

Un abrazo

LGG dijo...

Tienes toda la razón perdemos la desnudez y finjo ser otra persona, mi alma se entristece por que no soy lo que quiero ser, gracias por tus palabras, por que me dan terapia y siento como mi alma se tranquiliza al aprender cosas nuevas de ti. Cuidate besos