sábado, 18 de abril de 2009

CORDIALIDAD







De la cordialidad es poco lo que se puede hablar ya que es una palabra sagrada, es la clave de la apertura amorosa. La apertura amorosa es la clave de la amistad, de la amabilidad, de la cordialidad, del amor y de las relaciones humanas.
Todo comienza ahí, cordialidad viene de corazón. Cuando tú partes del corazón en las relación humana estás partiendo de tu cordialidad y estás eliminando todas las barreras, todas las fronteras, todos los juicios, todos los prejuicios, todas las intolerancias y estás en el mínimo común denominador de tu humanidad y èsta comienza donde se expresa cordialidad. Ésta está antes de la buena voluntad, andes de la igualdad, de la fraternidad, de la libertad, de los derechos humanos, de la hermandad.
La cordialidad es la única forma a través de la cual nosotros podemos entrar en comunicación, si no hay cordialidad no hay empatía, no hay simpatía, no hay comunicación.sentimos que podemos desplazar toda esa cualidad, todo ese calor de nuestro corazón que llamamos cordialidad a nuestras manos y ésta surge cuando compartimos desde el corazón.
Permitamos que esa llama fluya hacia los demás, acojámosles desde nuestro corazón, allí desde siempre te conozco, desde siempre en el corazón te reconozco, aunque sea la primera vez que te veo, el corazón te reconoce porque tu eres parte de mi y yo soy parte de ti. Ahora me puedo mirar en tus ojos y reconocerme, ahora te puedes mirar en mis ojos y reconocerte.
Ahora más allá de la piel y del cuerpo somos parte de un mismo fuego fundamental, de una sola llama, la llama de nuestra humanidad. Vamos a compartir esta humanidad en un abrazo que nazca desde nuestro corazón.
Surgimos a la vida, nacemos a la vida cuando nacemos a la reciprocidad. Todo genuino amor es recíproco aunque sea impersonal. Es el arte de dar y de recibir. Si tú no das y recibes en el mismo instante, eres incompleto, tú no estás amando. Si tú estas ahí para dar pero te cierras al recibir no puedes tener cordialidad, no puedes tener ternura, no puedes abrir tu corazón. Este mundo es un mundo de sensibilidad. La piel de la conciencia es sensibilidad. Conciencia es una piel del universo y su esencia es sensibilidad. Lo importante es cómo me siento frente a ti, lo importante en la relación no es que digamos o dejemos de decir, sino cómo nos vamos a sentir. Cuando nos relacionamos con alguien pregúntate antes que nada ¿cómo lo hice sentir?. No qué le dijeron, no hagan ninguna evaluación de ningún otro tipo, salvo desde el código del sentir. ¿Cómo hacen sentir a un niño?, ¿cómo hacen sentir al abuelo?.
La vida es un perpetuo abrazo....y hoy yo te abrazo!!


- texto tomado y adaptado para este blog de una charla de Jorge Carvajal, médico colombiano, sintergético-
Publicar un comentario