martes, 13 de enero de 2009

TU PRESENCIA EN AUSENCIA







Me acuerdo de tí, aunque la memoria de mi voz,
se te esté perdiendo en la memoria.



Te siento, aún hoy, que mis manos ya no te tocan.

Por eso mismo, querido mío, ni te escribo



ni te llamo ni voy a tu encuentro.....
















Publicar un comentario