miércoles, 29 de agosto de 2012

DAR Y RECIBIR

“La lección es clara: “aceptar y aprender a ser ayudado”, ceder en el empeño de la búsqueda de la autosuficiencia, de la posición fuerte permanente y recibir en directo una lección de energía femenina de cuidado, dedicación y ternura. Mientras que yo sería capaz de múltiples y variados esfuerzos por alguien que los necesitara (y que los pidiera, porque pedir es una condición previa a prestar la ayuda), me cuesta pedir que me lleven un vaso de agua a la cama y pretendo levantarme patéticamente y ponerme de pié mientras me trago aullidos de dolor para ir a buscar el agua.”
Este ha sido el testimonio de un paciente quien en su autoexigencia y autosuficiencia, se rindió ante su incapacidad de “recibir” (aparece la soberbia) dando espacio a la humildad, que es reconocer que otro/a te puede brindar un servicio. En este caso pedir a su esposa esa ayuda significaba “molestarla”. 

Deepak Chopra, en relación al dar y recibir, decía que toda relación es un constante dar y recibir. El dar engendra el recibir, y el recibir engendra el dar. Lo que sube debe bajar; lo que se va debe volver. En realidad, recibir es lo mismo que dar, porque dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo. Y si detenemos el flujo desde alguno de los dos polos, obstaculizamos la inteligencia de la naturaleza. 
 
Personalmente, lo que me enterneció de este paciente fue su actitud humilde en reconocer que DAR es más fácil que recibir....en esto último lo hacia vulnerable.
Publicar un comentario