domingo, 10 de octubre de 2010

CON - TACTO


TÓCAME....


♫♪“Si ves que no sonrío fácilmente porque ahora me preocupa
lo que me era indiferente---
No me dejes continuar, hazme regresar…tócame…
Para unirme con el mundo, para respirar profundo,
Solamente tócame…
Tócame para estar de nuevo en casa
con tu mano se me pasa todo miedo ..tócame!♪♫
- Canción de Sin Bandera -

Tocar y ser tocado es una necesidad vital para el ser humano
. Una madre que abraza a su hijo, o dos amantes físicamente próximos, no sólo están recibiendo una compensación emocional, sino que también re-equilibran su actividad feromónica, lo que se traduce, entre otras cosas en la mejoría física, bioquímica, hormonal y energética, mejorando el estado general de ambos. No en vano, la primera reacción instintiva de cualquier ser humano ante prácticamente cualquier situación intensa, se traduce en un abrazo o en un simple contacto con la mano, que transmite mejor que nada la emoción del momento.

El intercambio afectivo a través de la piel es una necesidad de nutrición emocional sin la cual no nos es posible sobrevivir. El tacto es el instrumento para dialogar con nuestra piel, para escucharla, mimarla, aliviarla…es el diálogo de las manos en silencio, es tantear cómo estamos y aquello que necesitamos. A veces hay dolor o tensión, a veces placer y cosquillas, a veces uno no siente nada…La piel es el mapa emocional de la persona y las manos son como los ojos de un ciego que ve a través de sus dedos.- dice Andrea Cassandra, sicóloga.

El simple hecho de tocarse, de abrazarse o de cogerse de la mano produce un estado de equilibrio físico y espiritual que mejora la calidad de vida de forma notable. Tanto es así que hace ya más de diez años viene practicándose en muchos países del mundo la simple "Terapia del abrazo" cuyas sesiones consisten, nada más y nada menos, que en abrazarse con el terapeuta y/o con las otras personas del grupo de sanación. Con ello se consigue un buen intercambio feromonal y la presión adecuada para lograr el equilibrio orgánico y la curación de gran número de problemas afectivos y psicológicos.

Con esta práctica obtienes un bienestar completo y profundo tanto físico como mental, emocional y espiritual.

Entonces, que esperas, ???


Publicar un comentario