jueves, 10 de septiembre de 2009

VIVIR CONTENTOS - PARTE FINAL

EL CONTENTAMIENTO





Ahora sigamos jugando a ser felices y a ser joyas de contentamiento.
Imaginemos que vamos al cine y que vamos a ver una excelente película y que además es sabido que recibió todos los premios Oscar, y del Festival de Cannes, Venecia, Montreal, Sundance, etc., y hasta tuvieron que inventar nuevos premios para estar a la altura de esta superproducción. Nos vamos a imaginar que nos sentamos en la sala de cine de nuestra mente, y además que es una Avant Premier, y que tengo todo el cine para mí solamente, pues soy el invitado de honor, y estoy sentado en la mejor butaca de la sala. Se apagan las luces, se ilumina la pantalla del cine, y empiezan a proyectar esta magnífica película que se llama “MI YO IDEAL”, y me veo actuando cada escena de mi vida en forma ideal. Desde que me levanto, me muevo en la casa, salgo a la calle, paso el día relacionándome de la forma más maravillosa que puedo con cada uno, con la naturaleza, y conmigo mismo cuando estoy sola. ¿Cómo es mi vida ideal? ¿Cómo me siento? ¿Cuál es la energía que me mueve en este mundo ideal?..Pueden imaginarlo unos momentos?.

Muy bien, si han visto su vida ideal ¿quién ha puesto los ingredientes de esa vida ideal y de dónde hemos sacado esos ingredientes? Hemos sido actores, directores, productores, guionistas y escenógrafos de nuestra película. ¿Y de dónde viene todo lo que acabamos de ver y sentir? De nuestro interior, claramente, de donde he tomado para crear este mundo ideal. Es decir, este ser ideal ya existe en mi interior, muy profundo, y es así como soy realmente por dentro. Lo ideal representa mi verdadera forma de ser por dentro, mi verdadera naturaleza espiritual, esperando el momento en que la deje emerger, como la mariposa del capullo, libre y divina.
¿Y si cada uno tiene este ser ideal esperando emerger de su interior en algún momento, cómo sería un mundo en que todas las almas han conquistado sus alas espirituales y son libres para vivir su vida así de ideal, es decir libres y plenos? Se llamaría el Paraíso en la Tierra.

Luego está el tercer paso… volar hacia las relaciones puras y paradisíacas, en que vivimos como una sola familia humana, inundados de amor inocente y bendiciones doradas del corazón para todos. Un mundo dorado de la Humanidad. Si puedo imaginarlo, si puedo sentirlo, por lo tanto puedo hacerlo realidad. No basta con sentir que el mundo de afuera no es el que quiero. Se necesita además la capacidad de ver lo que sí quiero, a dónde realmente pertenezco, el mundo de relaciones doradas del que vengo, y el que quiero recrear. Antes de cualquier logro o adelanto humano, alguien ha tenido que visualizarlo primero. Alguien ha tenido que darle nacimiento (dar a luz) a esa imagen en su mente primero.
Permítete dar a luz el Paraíso en tu mente y en tu corazón, y muévete desde esa dimensión hacia el mundo que todavía no es el Paraíso, trayendo esa brisa dorada y fresca de Tus sentimientos dorados para todos….Este es el tercer paso
el paso hacia el futuro, haciéndolo emerger en el presente, para hacerlo realidad desde ya en mi mundo interior, en donde se crea el mundo de afuera también.

Por último, ser una joya significa que me he pulido con paciencia y con dedicación, de modo que cada faceta de mi personalidad brilla desde donde sea que se le mire, y desde cualquier ángulo en que me desafíe la vida. Siempre me encuentra brillando como una joya de contentamiento. Eso somos cada uno de nosotros, mis queridos amigos, en esta aventura de viaje espiritual.

Recuerdalo!! ser una joya de contentamiento (“santoshmani”) todo el año.

Hasta siempre!



Publicar un comentario